LAS ESPECIAS, HIERBAS, AROMAS Y SABORES FORMAN PARTE DEL EMBRUJO CULINARIO.

jueves, 19 de agosto de 2010

KUCHEN DE ALCAYOTAS...UN HECHIZO PARA UNA ONCE CHILENA!!!

El dulce de alcayota es típico de Chile, con él se pueden realizar muchos postres y es muy apetecido como relleno de diferentes preparaciones. Los pasteles de alcayota se sirven principalmente en “las onces chilenas”.

La once chilena es una comida de media tarde, nacida de la mezcla de la picardía nacional y los refinamientos importados desde Inglaterra, con el sofisticado “Five O'Clock Tea”. La tradición cuenta que las abuelitas, reunidas alrededor de un buen bracero, tomaban mate y para calentar el cuerpo y mejorar la circulación de la sangre, le agregaban Aguardiente y leche. Como el alcohol a media tarde no era bien visto, las viejitas hacían un guiño llamando a su reunión de mate y bracero, La Once… Once letras tiene la palabra aguardiente.

La Brujita ya había hecho con anterioridad el dulce de alcayota
DULCE-DE-ALCAYOTA-UN-HECHIZO-TRADICIONAL-CHILENO y les había entregado la receta. Ahora decidió hacer este kuchen muy fácil y sin dedicarle mucho tiempo a la cocina. Es un conjuro de un sabor muy rico, la brujita invita a todos a probarlo.
Vuelen en sus escobas y decídanse a hechizar…ABRA CADABRA!!!



KUCHEN DE ALCAYOTAS


INGREDIENTES:
- 2 tapas de masa hojaldre (se compran listas en los supermercados)
- dulce de alcayotas necesaria para rellenar el kuchen (a gusto)
- 1 yema de huevo y un poco de leche para pintar la superficie del Kuchen

PREPARACIÓN:
1.Enmantequille y enharine un molde kuchen de 26 cm. de diámetro.
2.- Acomode una de las tapas de hojaldre en el fondo del molde.

3. Coloque el dulce de alcayota necesario sobre el hojaldre.

4. Con la otra tapa de hojaldre cubra el kuchen, cuide de sellar muy bien los bordes juntando las 2 masas. Pinche un poco la masa para que pueda salir el aire al momento de cocinar.

5. Mezcle una yema con un poco de leche para hacer una "dora", con este líquido se pintará la cubierta del kuchen para que quede dorado.


6. Pinte con la "dora" mezcla de yema y leche la superficie del kuchen.

7. Lleve el kuchen a cocinar a horno precalentado a 180°C unos 20 minutos aproximadamente.

8. Cuando esté cocido, retire del horno y deje enfriar antes de servir.

Este kuchen es muy fácil de realizar, se puede hacer muy rápido porque las masas las venden listas. La alcayota le entregará un sabor y textura muy especial.
La Brujita

10 comentarios:

Fuat Gencal dijo...

Ellerinize sağlık. Çok leziz ve iştah açıcı görünüyor.

Saygılar.

panqueso dijo...

¡qué rico, Brujita! :)

Kako dijo...

Que rico debe quedar eso, me encanta la alcayota, pero insito, nunca lo comí en dulces!
Un beso amiga.

Claudia Varleta dijo...

Que rico y original. Debe de estar riquísimo y ahora que probé tu mano lo puedo asegurar.
cariños

Tita Cocinanado dijo...

Que original el kuchen, no lo conocía debe ser una delicia, me tinca mucho...
Besos
titA

Gabriela, clavo y canela dijo...

Que gusto Edtih conocer siempre cosas de tu país! gracias querida!
besos
Gaby

foodtravelandwine dijo...

Que delicia!!!....como se me habia pasado este post?....con lo que me gusta la alcayota.....Abrazos, Marcela

MªJose-Dit i Fet dijo...

Que receta mas buena, entiendo que la alcayota es nuestro cabello de angel...estoy segura que me encantaria!!! un besito

Pilar dijo...

No sabes como me gusta el dulce de alcayota, mi abuelita lo hacía exquísito... es una de las cosas que nunca he encontrado acá, a ver si me consigo semillas y planto en la casa.

Anónimo dijo...

El dulce de alcayota lo he comido desde niño gracias a la mejor cocinera que he conocido: mi madre. Ella troceaba el fruto y lo cocía en olla de presión. Luego, con la participación nuestra, se deshilaba a mano, se ponía en una olla con el azúcar y, a llama mediana y con una cuchara de madera, se iba revolviendo hasta darle el punto. Al sacarlo del fuego se le agregaba la mondadura de naranja entera y las nueces también enteras, pero éstas previamente se remojaban en agua para que la piel se soltase y a mano, con mucho trabajo, se pelaban. Después de muchos años en España, y habiendo probado en Madrid la bayonesa y en Barcelona la ensaimada de cabello, viajé este verano a Albarracín y en una de las torres medievales de la antigua fortificación árabe, había instalado un obrador con un sencillo local con un mostrador, una pequeña vitrina y unas estanterías de madera para exponer los productos. Veo en uno de ellos una trenza rellena con algún tipo de confitura. Pregunto qué es y me dice que es de cabello con nueces. Era una auténtica joya de la repostería: el dulce con un punto perfecto y con el justo dulzor; el hojadre de la masa, crujiente, fino y ligero. Quien vaya a Albarracín, diríjase de inmediato a " la panadería que está en la torre", cualquiera del lugar le indicará cómo ir. La señora del obrador nos dijo que, al igual que la brujita, ellos asaban la alcayota.
Un saludo